Apertura Año Santo de la Purísima

3

Centenares y centenares de ontinnyentins se congregaron en torno al Prelado Diocesano, Monseñor Carlos Osoro, en el atardecer del 7 de diciembre. La historia mariana de esta ciudad volvió a repetir un nuevo e importante evento después que el 7 de diciembre de 1953 el entonces Arzobispo de Valencia, Emmo. y Rvdmo. D. Marcelino Olaechea inaugurara aquel Año Santo Mariano que acogió a miles de peregrinos y protagonizó importantes acontecimientos entre ellos la coronación canónica de la imagen de la Purísima Concepción.

El vuelo general de las campanas de la ciudad, dieron la bienvenida al Sr. Arzobispo a las seis menos cuarto de la tarde, quien tras saludar al clero local y PP. Franciscanos, Autoridades cívicas y militares, Comisión del Año Mariano, Angelets y Camareras de la promoción de 2011 pasó al interior de la pequeña capilla de la Concepción popularmente conocida como la “Ermiteta” que en 1667 acogió a la imagen de plata de la Purísima tras ser reformada durante once meses en Valencia. El templo ornado con flores y luces fue testigo del canto dels Angelets, de la bendición de la hermosa cruz tallada por el artista local Ricardo Morales y del inicio del canto de las letanías a la Virgen que continuaron durante el trayecto de la nutridísima procesión que por las calles de San Antonio, San Jaime, Rvdo. Tomás Valls, Arzobispo Segriá, Mayans, Plza. Mayor y calles Magdalena y Regall se trasladó hasta el Plebano templo de Santa María.

En el abarrotadísimo templo, que inauguraba una nueva y extraordinaria iluminación, continuaron el canto de las letanías y el del las primeras Vísperas Solemnes a la Purísima, oficiando nuestro pastor, tras la solemnísima apertura, la Primera Eucaristía de este Año Santo Mariano concedido por el CCCL Aniversario de los festejos solemnes a la Purísima, cuyas primeras fiestas fueron celebradas tras su elección como patrona en 1642.

El magno ceremonial, donde fue leído el decreto de la concesión de este año de gracia para Ontinyent que se dispone a acoger a cuantos peregrinos lleguen de toda la geografía de nuestra archidiócesis, finalizó con la impartición de la Bendición Papal, tras la lectura del documento que desde Roma manifestaba la concesión.

Cruz del año santo

Tallada en madera de haya, cromada en gris plomo, y con unas dimensiones de 1’70 m. de alto por 1’40 m. de brazo y 10 cm. de ancho, ha sido tallada por el artista local Ricardo Morales Calatayud, miembro del Grup La Vila, tras el encargo realizado por la Comisión Organizadora del Año Santo.

La cruz presenta en su anverso junto a la efeméride (Any Sant de la Puríssima 2011-2012) el lema “Tota Pulchra es”. Exhibiendo en relieve símbolos de la Madre de Dios, a saber, la Puerta del Cielo, el Lucero de la Mañana, y el Creciente de Luna, junto a los rayos que envuelven a la imagen de la Purísima de Otinyent. En su reverso la Cruz que porticará las peregrinaciones en su recorrido desde la “Ermiteta” al templo de Santa Marí, muestra els dos angelets junto a la palma y el guión, por cumplir estos el 350 Aniversario de su creación junto a los solemnes festejos

Publicitat

Comments are closed.